XLIV Gacetilla Taurina: Toros que se salvaron de una Revolución.

Home » Blog » Gacetillas » XLIV Gacetilla Taurina: Toros que se salvaron de una Revolución.

 

 

Durante la Revolución mexicana –de las atroces matanza de ganado bravo durante nuestra desdichada Guerra Civil (1936-39), mejor no hablar-, iniciada en 1910, y al amparo de ella, surgieron muchos grupos de abigeos –entiéndase, ladrones de ganado-, que se dedicaron al saqueo de las haciendas, llevándose el ganado vivo, muerto o simplemente sus pieles, el Estado de Zacatecas fue uno de los que sufrió grandes pérdidas, quedando solamente algunas reses de la ganadería brava de Malpaso, de don Bejamín Gómez Gordoa y algunas cabezas de la famosa de San Mateo, ya que los señores Llaguno González, que poseían pequeños ranchos cercanos a la ciudad de México –el de Sotelo, de don Antonio, y el de Tasqueña, de don Julián-, decidieron llevarse su magnífica torada , desde la Hacienda de San Mateo a la ciudad de México (Distrito Federal), lo mejor de su criadero, para ponerlo a salvo de aquella plaga de abigeos. La primera de dos remesas, lo más selecto de la vacada, llegó sin mayor novedad al rancho Sotelo. El otro envío ya no pudo entrar en el Distrito Federal y se quedó en un potrero cercano a la finca de Jalpa, en el Estado de México.

 

D. Antonio Llaguno G.

 

Don Antonio Llaguno González vivía en la calle de Sadi Carnot, de la colonia San Rafael, en una casa de las que abundaban es esa colonia, como en la Santa María, conocidas con el nombre de «entresoleadas», construidas sobre unos sótanos que no eran habitables. En esos días llegaron noticias alarmantes sobre grupos zapatistas que merodeaban la ciudad, y don Antonio preocupado por el futuro de su ganado, ya no se sintió seguro del que tenía en Sotelo, decidió llevar a dichos sótanos a sus mejores ejemplares procedentes del marqués del Saltillo.
Pasada la alarma, después de varias semanas, regresó al ranchito de Sotelo el hato que tenía en su casa y, posteriormente, logrado su anhelado objetivo, regresó al Estado de Zacatecas y depositó el ganado en su magnífico criadero, pero ya no en la Hacienda de San Mateo, que había sido devastada, sino a Pozo Hondo del municipio de Villa de Cos, el lote de don Antonio, finca de la cual era propietario; y el hato de don Julián al predio de su propiedad: El Sauz, del municipio de Saín Alto (Zacatecas)… en el año de 1932, decidieron separarse ambos hermanos Llaguno; don Antonio se quedó con el hierro y la divisa, y don Julián registró el hierro de Torrecilla, y la divisa verde y blanco, habiendo debutado el (20-11-1932) en la plaza de toros de “El Toreo” (ciudad de México, D. F.) Al fallecer don Julián en 1956, la ganadería se dividió en tres fracciones, una para cada hijo heredero, quedándose con el nombre, antigüedad, hierro y divisa el mayor de los hermanos: don José Antonio (Toño) Llaguno. En 1981 –hará un cuarto de siglo el próximo día 20 de noviembre- don Toño nos contó aquella efeméride histórica.

 

Llegaron noticias alarmantes y los Hnos. Llaguno se llevaron el ganado para ponerlo a salvo de los zapatistas.

En aquel debut de la “resucitada ganadería” actuaron los diestros mexicanos Fermín Espinosa (Armillita), Alberto Balderas Reyes y Luis Gómez (el Estudiante) en “El Toreo” (ciudad de México, D. F.). En esa corrida, Balderas le cortó las dos orejas a Señorito, de Torrecilla. Don José Antonio (Toño) nos dijo con orgullo: “La fuerza del cartel de Torrecilla se demuestra por el hecho de haber sido elegida entre todas las ganaderías mexicanas para el debut del Monstruo de Córdoba, Manuel Rodríguez (Manolete), su paisano en la plaza de El Toreo, el (09-12-1945), en que alternó con Silverio Pérez y Eduardo Solórzano, que se despidió ese día. Esas tarde, con el toro, de nombre Cantaclaro, realizó Silverio una de sus mejores faenas de su vida torera, cortando las orejas y el rabo, recibiendo un puntazo. Manolete, que abrió plaza y confirmó su alternativa, lidió al toro, de nombre Gitano, al que realizó una faena indescriptible, cortándole las orejas y el rabo.”
¡Qué gustazo haber compartido con “don Toño” muchas horas en Torrecilla!… La emoción de haber estado en el mismo comedor del rancho y sentado en la misma silla que usó Manolete, y asomarnos a las páginas del Libro Genealógico de tan famosa ganadería, es algo indeleble en la mente. Gracias por ello a don Toño (hijo), nieto de don Julián, que rige hoy los destinos de la ganadería que ha producido más y mejores toros bravos de América.

 

 

 

El inconfundible «Manolete»; en el centro D. José Antonio Llaguno y a la derecha, Rafael Vega de los Reyes (Gitanillo de Triana II).

 

 

Manolete con D. José Julián Llaguno, en el rancho «El Sauz» del Sr. Llaguno, en una de las visita del diestro cordobés, ubicado en el término municipal de Saín Alto (Estado de Zacatecas, México).

 

La ganadería de don Julián Llaguno González, más conocida por Torrecilla (Saín Alto, Zacatecas), con divisa: Verde y blanca, proviene de la vacada que se dividió entre él y su hermano don Antonio, el año de 1932, procedente de San Mateo, de pura casta del Saltillo. «La fuerza del cartel de Torrecilla se demuestra por el hecho de haber sido elegida entre todas las ganaderías mexicanas para el debut del Monstruo de Córdoba, Manuel Rodríguez (Manolete), en la plaza de El Toreo de la Condesa (ciudad de México), el (09-12-1945), en que alternó con Silverio Pérez y Eduardo Solórzano, que se despidió ese día. Esa tarde, con el toro, «Cantaclaro», realizó Silverio una de sus mejores faenas de su vida torera, cortando las orejas y el rabo, recibiendo un puntazo. Manolete, que abrió plaza y confirmó su alternativa, lidió al toro, llamado «Gitano», al que realizó una faena indescriptible, cortándole las orejas y el rabo.

 

 

 

 

 

Relacionado:

Leave a Reply

Your email address will not be published.


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>




Publicidad




Autor

publicacion_48

ZALDÍVAR ORTEGA (Juan José.). Doctor en Medicina Veterinaria y Zootecnia por la Universidad de Córdoba. Nació en la ciudad de Puerto Real (Cádiz), el (20-08-1933)

Leer más

Encuentranos en Facebook